¿Prefieres un libro o lo tuyo es un e-book?

¿Prefieres un libro o lo tuyo es un e-book?
Vota esta empresa

Pues sí, ¿cuántas veces hemos escuchado decir lo modernos que son los e-book, y  no tan retro como yo, tu Agente 11811?, y también decir aquello de ¡depende de para qué! ¿Te gustaría que te hablara de unas cuantas ventajas y desventajas que yo personalmente encuentro entre el libro y el e-book? Pues ¡a tus órdenes! Te daré nada menos que 11… ¿A que te gusta el número? 1. Una ventaja del e-book es que es muy cómodo de conseguir. O existe o no, pero no tienes que andar de librería en librería a ver si lo encuentras… 2. Además, el e-book se compra sin salir de casita: llueva, nieve, haga sol, o te encuentres en un desierto, lo puedes comprar. Siempre y cuando tengas cobertura, claro… 3. Porque un inconveniente es que hasta que lo tienes, dependes del horario de oficina, como en el libro tradicional… Lo que quiero decir es que del mismo modo que las tiendas abren y cierran, para adquirir un e-book necesitas encontrarte en un lugar con acceso a Internet. Ya sé que eso cada vez es más fácil, pero hay que tenerlo en cuenta, que siempre pasa que cuando más lo necesitas…

El fin de la imagen es ilustrar el artículo (*)

4. ¿Quieres otro motivo para elegir el e-book? Pues que no se desgasta, no se rompe como el papel, y si se rompe el aparato que lo soporta, el libro ni se toca… 5. ¡Ah!, una ventaja importantísima de los modernos «cacharrillos» estos que han inventado los modernos. Nadie te pedirá el libro…, así que ya no tendrás ese problema de no saber a quién se lo has dejado, o que no te atreves a recordar a esa persona que ese libro es tuyo, o no hay forma de que lo suelte, o te dice que se lo ha dejado a una amiga de la oficina que le mola… 6. Pero también el libro de toda la vida tiene ventajas. Eso de pasar las páginas, doblaras y saborear una a una; eso no tiene precio, y nunca tendrá sustituto, ¡claro que no! 7. Alguno pensáis que con tanto pelo se me está yendo la cabeza, pero lo que te voy a decir ahora lo pienso de verdad. Los e-book no huelen a nada, pero ese otro olor a tinta, a papel, a viejo cuando son viejos, ayuda a introducirte en la historia que se te cuenta y a hacerte amigo de los personajes que parece que siempre han estado ahí esperando. 8. Otra de las ventajas del libro de papel de toda la vida es que está escrito en un sistema operativo que no suele ser incompatible cada cinco años: tu vista. Afortunadamente para las personas que disponemos de vista, y los escritos en braille para los que no la tienen, un libro es un libro y siempre podremos leerlo, nada se borra de la pantalla. 9. Ahora vamos a dar la vuelta a algo que os he dicho hace un rato. Igual que es un rollo que te pidan libros que no devuelven, también los libros tradicionales se pueden prestar y así hacer amigos, que siempre está fenomenal. 10. Una ventaja más. Cuando se regala un e-book quizá se regalen millones de libros al mismo tiempo, pero solo se da una vez. Sin embargo, la alegría de hacer feliz a otro, se repite una y otra vez con cada libro tradicional que regalas. Se disfruta más, vaya. 11. La última de las diferencias, la que me he guardado hasta el final, es una sorpresa. ¡La principal diferencia es que no hay ninguna diferencia!, amigo mío. Un libro es siempre un buen amigo, da igual en qué formato se encuentre. Un libro es un libro y punto. Cada personaje espera paciente a que lo conozcas, cada línea ha sido escrita para ti, cada paisaje reposa ahí, lleno de palabras para que lo descubras. Lo más importante de cada libro no es su formato, sino el mismo hecho de ser un libro listo para ser leído. libros * Foto: lacavernaroja.com

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *